Abonos Ecológicos Fertilizantes Ecológicos Control Plagas Agrobeta

Tienda online

Métodos para Controlar las Plagas

Publicado el 30/04/2014 por info@agrobeta.com

Fig 1 2

La defensa de los cultivos debe estar perfectamente dirigida para que, además de evitar los daños, se empleen aquellos métodos que provoquen menores riesgos de toxicidad e impacto ambiental negativo. Por ello, es importante que los agricultores conozcan los distintos métodos de control fitosanitario, sepan elegir el método más adecuado y aplicarlo correctamente. De este modo, tendrán la oportunidad de disminuir los daños de sus cultivos y las posibles pérdidas económicas.

Los métodos de control existentes para controlar los patógenos que atacan a las plantas, se pueden clasificar en dos grandes grupos según su forma de actuar sea indirecta o directa.

La elección del método de control adecuado a cada situación presenta gran dificultad, al ser varios los factores que intervienen de forma simultánea. En general, la solución no pasa por la aplicación de una sola medida sino por la combinación de varias. El conocimiento de los distintos tipos de lucha facilitará la elección del método y, en consecuencia, la eficacia del control del patógeno.

Métodos Indirectos:

–          Métodos Legislativos. La legislación recoge una amplia serie de normas que marcan las pautas de actuación para garantizar la protección de los cultivos contra posibles plagas. Una de las leyes se refiere a la calidad del material vegetal que se utiliza en agricultura. En ella se establecen una serie de controles que garanticen que las plantas estén sanas, libres de enfermedades y plagas que procedan de semillas autorizadas (pasaporte fitosanitario)

–          Métodos Genéticos. La mejora genética de las plantas se ha realizado de forma natural desde que el hombre se dedica a la agricultura, entre ellas está el incrementar la mayor resistencia o tolerancia a patógenos, conseguir mejor adaptación al clima y al suelo, incrementar la producción, mejora de la morfología de las plantas, etc.

Los actuales conocimientos sobre genética y biotecnología permiten la obtención, mediante selección, hidratación y genética molecular, de variedades de plantas resistentes a determinadas plangas y enfermedades.

–          Métodos Culturales. Las buenas prácticas culturales y la realización de ciertas labores utilizadas a lo largo de los años han contribuido a controlar el impacto de los parásitos en los cultivos. Según el momento en que se realicen estas prácticas, se pueden agrupar en prácticas previas al cultivo y prácticas durante el cultivo.

Entre las prácticas previas al cultivo destacan:

  • Labores de preparación del suelo, como nivelado y subsolado en caso de problemas de encharcamiento, pases de escarificador, rotovátor, etc.
  • Utilización de estiércol adecuado, bien fermentado y con conocimiento de su origen.
  • Realización de injertos sobre patrones resistentes.
  • Eliminación de restos vegetales anteriores al nuevo cultivo.
  • Desinfección de herramientas y embalajes, como bandejas, cajas, etc.
  • En el caso de cultivo sin suelo o en semilleros, utilización de substratos con garantías sanitarias.
  • Adecuada estructura de los invernaderos que permita un óptimo control climático.
  • Instalaciones de riego apropiadas a las necesidades de la explotación y que faciliten el manejo y mantenimiento.
  • En el caso de tener balsas, mantenerlas cubiertas para impedir la trasmisión de patógenos a través del agua de riego.

Entre las medidas culturales a realizar durante el cultivo caben destacar:

  • Realización correcta de los riegos, donde la frecuencia y la dosis dependerán del tipo de suelo, clima, cultivo, etc., tratando de evitar especialmente cualquier problema de encharcamiento.
  • Aportación equilibrada de abonado, evitando el exceso o carencia de algún elemento que favorezca la aparición de enfermedades o plagas. Por ejemplo, un exceso de abonado nitrogenado aumentaría la susceptibilidad de la planta al ataque de patógenos.
  • Realización de podas, destallados y deshojados que permitan la adecuada formación de la planta, para facilitar el control de los patógenos. Hay que evitar que se produzcan grandes heridas, así como mejorar la ventilación y facilitar la penetración de los plaguicidas cuando se realicen los tratamientos.
  • Eliminación de malas hierbas que puedan competir con el cultivo.
  • Eliminación y/o picado de restos vegetales procedentes de podas, destallados, etc., que pudieran suponer fuente de infección o infestación.
  • Eliminación de los órganos y las plantas afectadas por plagas y enfermedades cuando se encuentren severamente atacadas. En caso contrario, se convertirán en fuentes de infección.
  • Mantenimiento del cultivo sano hasta el final de campaña para evitar que se convierta en reservorio de patógenos.
  • Desinfección frecuente de las herramientas que se utilicen a lo largo del cultivo (tijeras, navajas, etc.), eliminando así la posibilidad de futuros contagios.
  • Manejo adecuado de los invernaderos de modo que no se produzcan las condiciones óptimas para el desarrollo de determinados patógenos.

Métodos Directos:

Los métodos de control directo engloban todas las medidas que suponen una actuación directa sobre el patógeno. Dichos métodos se clasifican en:

Métodos Físicos:

–          Medidas mecánicas. Son todas aquellas medidas que evitan o dificultan el contacto directo entre los agentes causantes de plagas y/o enfermedades y las plantas.

  • Barreras: son elementos físicos de diferentes materiales que protegen los cultivos de los agentes patógenos, tales como Mallas, Acolchado del suelo o Doble puerta o puerta y malla
  • Trampas: son mecanismos que sirven para atraer y capturar insectos. Pueden ser:

Trampas cromotrópicas : son láminas de diferentes colores con ambas caras cubiertas de pegamento, los insectos se ven atraídos por el color, quedando pegados a ellas. Pueden ser de color amarillo o azul.

Trampas de feromonas: estas trampas llevan en su interior un soporte plástico impregnado de feromonas, que atraen a los patógenos adultos. El fondo de la trampa está engomado, de manera que los individuos que entran en ella se quedan pegados. Las feromonas pueden ser Sexuales, Alarma, Agregación o Dispersión.

Trampas lumínicas: se utilizan sobre todo para capturar insectos nocturnos, como lepidópteros, coleópteros, etc.

Trampas con atrayentes alimenticios: desprenden olores que atraen a los insectos. Los atrayentes pueden ser extractos de plantas, frutas maduras y trituradas, harinas de pescado, etc.

–          Medidas físicas. Las medidas físicas de control de plagas y enfermedades se basan en la desinfección de suelos mediante la aplicación de calor. Sin embargo, el elevado coste de estas medidas, en tiempo y/o dinero, hace que su uso sea muy limitado, aunque combinadas con otros métodos pueden dar magníficos resultados.

Métodos Químicos: La utilización de productos químicos ha sido hasta ahora la base actual de la protección fitosanitaria. Se basa en el empleo de sustancias químicas de síntesis para el control de los fitopatógenos.

El desconocimiento de la forma de actuar de los productos químicos, la inadecuada elección del momento del tratamiento, los problemas con los residuos, la creciente conciencia ecológica, así como los efectos negativos que pueden producir en la salud de los consumidores y en el medio ambiente, han originado que en varios sectores de la sociedad se cuestione el mal uso de estas técnicas de control.

Métodos Biológicos: Los métodos de lucha biológica consisten en combatir las plagas y enfermedades de las plantas con otros organismos vivos (insectos, bacterias, hongos…) que se alimentan de ellos o los destruyen, provocándoles la muerte. Estos pueden ser autóctonos o incorporados artificialmente al cultivo.

caja grada

 

Y recuerda, con los Fitofortificantes Naturales de Agrobeta, no necesitas carnet de Manipulador de Fitosanitarios.

Fuente:

– Junta de Andalucía. consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo rural. Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera. 2013.

Hay 5 comentarios

Muy buenas,
Tenemos una plaga importante de grillotopo en nuestro pequeño huertito. Es nuestra primera experiencia hortelana y estamos un poco perdidos. Estamos usando el método de agua con jabón para hacerlos salir, pero es muy lento y poco efectivo.
Hemos leido que quizá con pelitre. No queremos usar mesurol por los riesgos que implica para especies no diana. ¿Tienen ustedes algún producto “ecológico” para luchar contra esta plaga? Nos da mucha pena matarlos pero nos han destrozado los tomates, pimientos, puerros, cebollas, berenjenas, lechugas. Lo único que ha aguantado son los calabacines.
¡Gracias!

Por El Caldero de Nimue | 6 junio, 2014

Hola:
Hemos encontrado lo siguientes:
Enterraremos dos o tres botellas de cava,justo al lado de la topera,dejando a la vista sólo,tres o cuatro centímetros de cuello.Las pondremos en todos los lugares donde aparece una entrada o salida de galerías.El sonido producido por el viento cuando se introduce dentro de la botella es incomodísimo para los oídos súper sensibles del topo que comenzará a cambiar su morada donde este fenómeno no ocurra.

Otro método es introducir varitas de saúco en las entradas y salidas de las galerías.La medida ideal es de 40 cm.Cuanto más introduzcamos la varilla dentro de la galería o la entrada de la topera,mejor.La sustancia y olor que genera n las varillas de saúco son muy desagradables para el topo.

Esperamos haberte ayudado.

Por info@agrobeta.com | 9 junio, 2014

¡Muchas gracias!

Bueno, no se trata de roedores topos, sino de insectos. Gryllotalpa gryllotalpa en su nombre científico. El grillotopo cava túneles por todo el huerto cortando las raíces de las plantas, tb agujerea las patatas y otros tuberculos.

Hemos puesto botes con estiercol rodeando los surcos del huerto, y por la noche caen algunos, pero teniendo en cuenta que una sola hembre pone hasta 200 huevos, nos parece poco efectivo.

De todas formas, muchas gracias por sus consejos. Por suerte, los gatos no dejan que los topos se acerquen al huerto, pero con los grillos no es igual, porque casi no salen a la superficie, están siempre excavando.

Por El Caldero de Nimue | 10 junio, 2014

Hola:
Puedes probar con esto:
Control Químico: Metiocarb en cebo aplicado sobre el terreno. Esta materia activa se utiliza también para eliminar caracoles y babosas y otros insectos del suelo.

– Biológico: Diversas especies de aves y roedores son depredadores del alacrán cebollero.

Por info@agrobeta.com | 10 junio, 2014

¿alguien ha oido hablar de la doble fumigación?:
1.- para matar a las madres de los pulgones (fin de mayo o junio)
2.- 10 a 15 dias despues para matar las larvas que salen de la última puesta de huevos (porque los huevos son inmunes a las fumigaciones)

Lo sé desde hace 20 años, pero ya no aparece en absolutamente ninguna web. Incluso salia en las instrucciones de uso de los botes de productos contra en pulgón.

Muchas gracias

Por Maximo Fuertes | 12 junio, 2014

Deja tu comentario

Nombre (requerido)

E-mail (requerido)

Web

Comentarios

Alfredo Corrochano 111 - Pol. Ind. El Viso (29006) Málaga - Tel./Fax : +34 902 120 902 - info@agrobeta.com - Aviso legal